Enrique Gallud Jardiel

146 páginas

Parece ser que desde siempre el prurito de escribir libros ha acompañado al hombre. En diversos pueblos y civilizaciones se han escrito en piedra, en madera, en metal, en hojas de árbol, en cera, en papiros, en pergamino, en papel y algunos incluso en hueso. La evolución del arte de la confección de libros es apasionante y está llena de curiosidades y anécdotas. Pero este libro que tienes en tus manos no es solo todo eso. Es también un estudio válido, un corpus perfectamente respetable sobre la evolución de la escritura y sus soportes. Lo que sucede es que, para amenizarlo, hemos empleado el supremo arte del humor, que nos hace todo más agradable, y que en este caso se ha puesto al servicio de la difusión de la cultura con unos resultados inmejorables.