Markéta Riebová

180 páginas

¿Qué nos facilita la orientación en el remolino de los acontecimientos presentes y pasados? ¿Una brillante metáfora de la totalidad o una glosa irónica del fragmento? ¿Un poema que nos enseña sin reservas la sabiduría del maestro o un puñado de palabras clave que el maestro nos da para que, bajo su tutela, formulemos nosotros mismos la idea? En las letras mexicanas, esta dicotomía aristotélica encontró su personificación fulgurante en Octavio Paz y Carlos Monsiváis, dos figuras sobresalientes de la vida intelectual mexicana cuyas obras han influido fuertemente la cultura hispanoamericana y han traído impulsos significantes para la interpretación del humanismo y del pensamiento crítico occidental. Analizando una selección de ensayos de Paz y crónicas literarias de Monsiváis que se dedican al año 1968, a los símbolos de la cultura nacional o a la posición del intelectual en la sociedad, este libro intenta demostrar que la relación entre la obra literaria y periodística de los dos autores es de una complementariedad más que de una oposición.