Anna Sewell (Great Yarmouth, Norfolk, 1820-1878). A la edad de 14, sufrió una caída mientras caminaba a casa desde la escuela en la lluvia, hiriéndose sus dos tobillos. Debido al mal tratamiento de las lesiones, perdió la habilidad de caminar y permanecer en pie por el resto de su vida. Lisiada desde pequeña, Anna empezó a aprender sobre caballos en los primeros años de su vida, pasando muchas horas llevando a su padre hasta y desde la estación donde él se trasladaba para trabajar.

Sewell empezó a escribir en su juventud cuando ayudaba con las ediciones de las obras de su madre, Mary Wright Sewell (1797-1884), una autora intensamente religiosa de bestsellers juveniles. Su único libro fue Belleza negra, escrito entre 1871 y 1877 en su casa en Old Catton. Durante este periodo de tiempo, su salud fue decayendo, y apenas podía pararse de su cama.

Le vendió la obra a una editorial local, Jarrold & Sons. Sewell murió o de hepatitis o de tisis el 25 de abril de 1878, a sólo 5 meses de la publicación de su novela.