Alejandro Dumas

674 páginas

Es el año 1648, veinte años después de los sucesos de Los tres mosqueteros. La historia de Francia ha cambiado: han muerto Luis XIII y el cardenal Richelieu; la reina Ana de Austria asume la regencia del país debido a la minoría de edad de Luis XIV, de solo diez años; el nuevo primer ministro es el cardenal Julio Mazarino, de origen italiano, quien mantiene una no muy secreta relación con la reina; y nace el movimiento revolucionario conocido como la Fronda, motivado por las protestas por la presión fiscal exigida por la Guerra de los Treinta Años. D’Artagnan se ha quedado estancado en el grado de teniente de mosqueteros, y hace años que no ve a sus amigos, hasta que un día Mazarino decide contratarle como su agente personal. A tal fin, le instará a que reúna a los héroes de veinte años antes, sus amigos.
Los mosqueteros han llegado a la cuarentena, se han dispersado y sirven en bandos distintos: unos están con Mazarino, otros con los sublevados de La Fronda. Sin embargo, siguen siendo fieles a la vieja amistad y juntos correrán de nuevo innumerables peligros y aventuras, tanto en Francia como en Inglaterra. Una espectacular novela de acción que después de un siglo y medio perdura en la memoria por su ingenio.