Mark Twain

308 páginas

Un yanqui en la corte del Rey Arturo es la historia de Hank Morgan reproducida por Mark Twain, pues no solo es el narrador si no que es el receptor, pues Morgan le cuenta su historia hasta que, por cansancio, M.Twain la conoce por el manuscrito medieval que este le aporta. Twain comienza a hablar con Morgan porque le llama la atención su alardeo de que él mismo produjo el agujero de bala en la armadura de sir Sagramor, caballero de la Mesa Redonda. Lo que Twain nos da a conocer es la historia de cómo Morgan viaja al pasado, en concreto a la Britania del siglo VI, época que se corresponde con el rey Arturo. Logra llegar a la corte e introduce numerosas reformas e invenciones propias de su siglo, el siglo XIX, logrando transformar la Inglaterra medieval en la industrial.
De una forma humorística realiza una sátira social y política pasando por instituciones monárquicas, eclesiásticas y caballerescas gracias a nos personajes grotescos y caricaturizados con un punto cómico que nos sitúa en la perspectiva de Mark Twain: la desconfianza hacia los valores impuestos socialmente.