Celia Ruiz Ibáñez
200 páginas

Un texto flexible y ameno que facilita al estudiante el aprendizaje ortográfico prescrito por las normas curriculares. Lecturas motivadoras, adivinanzas, trabalenguas, sopa de letras, laberintos y acertijos, canciones y poemas tradicionales facilitan la, hasta ahora, ingrata tarea de aprender ortografía.