Nivia Montenegro

Íntima y desenvuelta, celosa de sus silencios y pródiga en confidencias, la poesía de Nivia Montenegro transita con rabia y ternura por la historia, el tiempo y la memoria. En versos ágiles y tensos, Montenegro nos entrega un diario de aficiones y renuencias que sobresale por la seguridad con que la autora acomete el arte de lo que llama, con precisión y modestia, “poemar”. Mucho tenemos que agradecerle a este poeta que haya traído su música a nuestra parte.