Benito Pérez Gadós

280 páginas

Miau (1888) es una novela realista que satiriza el Madrid decimonónico sirviéndose de su protagonista: Ramón Villaamil, un exempleado de Hacienda que ha sido cesado por un proyecto inquietante, cuyas siglas dan nombre a la novela. Ambientada en la Restauración, dos familias compartirán éxitos y fracasos propios de la baja burguesía.

“Madrid es el mundo, y el empleado, el hombre. Morir es quedar cesante”

Entre todos los personajes los críticos siempre resaltan a Luisito, nieto del protagonista que tiene una gran imaginación y cree hablar con Dios debido a su naturaleza enfermiza. A pesar del aparente pulso calmado narrativo propio de novelas de Dostoievski y Kafka, esta novela fue escrita en cinco semanas y tuvo dos versiones.