Mariela A. Gutiérrez

La cuentística de Lydia Cabrera ofrece zonas que permanecen en el misterio y que solo la interpretación de los símbolos que se evidencian en la misma puede clarificar, ya que se subordinan, gracias a la experta técnica de Cabrera, a la configuración de un universo mítico que trasmuta la narración para vislumbrar, como diría Platón en su Timeo, “esa plenitud negada al hombre.