Marisa Martínez Pérsico
84 páginas

La única puerta era la tuya es un libro en el que la pérdida y la sensualidad construyen un paisaje que descansa entre dos tensiones. De la emotividad al dolor, los recuerdos se convierten en luces que iluminan el presente y guían el futuro.
La poesía de Marisa Martínez Pérsico es un intento de regresar al pasado, de viajar por el territorio de la infancia, pero también una revelación del instante que se nutre de la fuerza del amor. Llena de grandes imágenes y de un ritmo versátil, alcanza la profundidad de la palabra sin renunciar a la limpieza del estilo y de la música”.
Fernando Valverde
“Poemas de alto voltaje lírico, con una dicción propia que se aleja de lo manido y resobado, libérrimos en cuanto a la forma pero sin olvidar el fondo clásico. (…) Poesía que tirita o se amortigua, pero a la vez acribilla y empuja al desacomodo, porque no necesita ser condescendiente ni consigo misma”.
Alfredo Pérez Alencart