Charles Dickens

444 páginas

La tienda de antigüedades (en inglés The Old Curiosity Shop), publicada por entregas entre 1840 y 1841, relata la vida de Nell Trent y de su abuelo, que viven en Londres en la Tienda de Antigüedades. La novela cuenta la historia de Nell Trent, una hermosa y virtuosa joven que aún no ha cumplido los catorce años y que siendo huérfana vive con su abuelo materno. Su abuelo la quiere mucho, y Nell no se queja de su situación, pero lleva una existencia solitaria con casi ningún amigo de su edad. Marcados por la pobreza, ambos intentan salir adelante… hasta que el abuelo recurre al malvado prestamista Daniel Quilp, un enano deforme y jorobado. A partir del momento en que Quilp entra en escena, Nell y su abuelo emprenden un viaje a través de Inglaterra. Recorren pueblecitos, ciudades ennegrecidas por el hollín, lugares llenos de miseria. Y en su peregrinaje, en la más pura tradición cervantina, alternan con una variopinta galería de personajes: feriantes, carboneros que leen el fuego, maestros, domadores de perros, dueñas de museos ambulantes, dandis con un sentimiento trágico de la vida y ponis obstinados.

La tienda de antigüedades es una de las obras de Dickens más desconocidas en España y, pese a ello, de las que más fama dieron al autor. Tras la publicación del último capítulo, los lectores estadounidenses irrumpieron en los muelles de Nueva York para pedir noticias acerca del final a los marineros que volvían de Inglaterra. Recientemente, periódicos estadounidenses compararon la excitación popular ante la publicación del último tomo de Harry Potter con la de La tienda de antigüedades.