Im Chul-woo

Cinco historias que muestran el amplio registro narrativo del autor: “La habitación roja” es un eficaz relato sobre la tortura; “Época estéril” es una alegoría sobre la supresión de la libertad de expresión; “Los días primaverales” da cuenta de unas conciencias atormentadas por la culpa; en “Mar del lobo” el rechazo del hijo a la violencia irracional del padre deviene en símbolo de la autoafirmación; y “Línea recta y gas tóxico” es una metáfora sobre la imposibilidad de decir la verdad en una época de violencia”. Im Chul-woo (1954) representa en la literatura coreana una de las referencias imprescindibles de la escritura como resistencia.