Félix Lope de Vega

El estudio crítico sostiene que la obra es una pieza de crítica social, en la cual Lope relata, bajo sutiles metáforas, y en un segundo nivel de lectura, el problema del converso en la España de los siglos de Oro.