Antón Chéjov

132 páginas

El gran narrador ruso Chéjov cuenta en esta historia la vida de un chico de provincias llamado Misail Poloznev, quien después de haber sufrido una severa educación por parte de su padre, se desvincula de su familia y se integra en la sociedad desde abajo. El protagonista tiene que convivir con la desinformada y supersticiosa sociedad rural rusa y desde esa posición encarar temas tan esenciales como el trabajo o el matrimonio. Chéjov analiza en esta obra cuestiones como la brecha generacional entre padres e hijos, el idealismo juvenil, la ignorancia de la clase social más pobre o el amor, siempre desde el punto de vista de alguien que ha elegido ser totalmente responsable tanto de sus aciertos como de sus errores.