Enrique Gallud Jardiel

136 páginas

¿Pueden los jueces, los abogados, las condenas, las cárceles, los reos y la abrumadora burocracia que conlleva el derecho convertirse en algo divertido y ameno? Nadie apostaría por ello, pero nosotros lo hemos conseguido con creces en esta simpatiquísima Historia cómica del derecho, donde con el mayor de los respetos se toma a broma todo el corpus iuris desde la más remota antigüedad hasta las últimas leyes con las que nuestros ilustrados legisladores nos impiden hacer esto o lo otro. El autor repasa en tono humorístico el desarrollo de la ley en todo el mundo, en una lograda síntesis que sirve perfectamente de canon al tiempo que nos hace reír paradójicamente con una de las profesiones más serias que existen.