Lyman Frank Baum

148 páginas

Lyman Frank Baum nunca concibió al Mago de Oz como una saga literaria, fueron los niños de principios de siglo XX los que hicieron esto posible con la enorme cantidad de cartas que le mandaron al autor para pedirle que siguiera escribiendo más historias. En la introducción de El País de Oz, Baum comenta que decidió ponerse a escribir este relato luego de recibir miles de cartas de chicos que querían volver a reencontrarse con los personajes.
Este libro, publicado por primera vez en 1904, sorprendió a los lectores al dejar afuera a la querida heroína de la primera novela. Si bien se la menciona un par de veces, Dorothy no forma parte de esta historia y los grandes protagonistas son un niño llamado Tip y Jack Cabeza de Calabaza, que se convirtió en uno de los personajes más queridos de la saga de Oz.
El país de Oz es el segundo libro de los 14 que escribió el autor sobre este mundo fantástico entre 1900 y 1919. La Tierra de Oz tiene una forma aproximadamente rectangular y está dividida por sus diagonales en cuatro países: País Munchkin en el este, País Quadling en el sur, País Winkie en el oeste y País Gillikin en el norte. Los cuatro países rodean la capital, la Ciudad Esmeralda, ubicada en el centro. Todo Oz está rodeado por sus cuatro lados por el Desierto Mortal, el cual sirve para protegerlo de la invasión y de que sea descubierto. La historia de la Tierra de Oz está velada, ya que varios de los historiadores reales han dado versiones contradictorias de los acontecimientos pasados. Está habitado por más de medio millón de personas, aunque muchas de ellas no están hechas de carne y hueso. Los historiadores reales afirman que todos ellos son felices y prósperos. No se conoce ninguna enfermedad en el país, y nadie muere a menos que tengan un accidente que les impida seguir con vida.