Thomas Wolfe

84 páginas

En 1904, durante la Exposición Universal de Saint Louis (EEUU), la familia Wolfe se traslada a la ciudad desde Asheville para regentar un pequeño alojamiento. En cuatro capítulos distintos y con cuatro voces claramente diferenciadas Thomas Wolfe narra la búsqueda del “niño perdido”, el hermano muerto, Grover Wolfe. En el contexto de la América provinciana de principios del siglo XX, el autor, uno de los más reconocidos de la narrativa estadounidense, presenta una novela que destaca por su belleza, su estructura y su poder de evocación.