Choi Jae-Hoon

254 páginas

En el año 2010 Choi Jae-hoon (Seúl, 1973) publicó este sorprendente volumen de ocho relatos. Aunque cada una de estas historias es suficiente en sí misma; sin embargo, a medida que avanza la lectura y el lector transita de un relato al otro descubre que forman parte de un todo, una exigencia que reclama su imaginación creadora para unir las piezas de este laberíntico puzle. La originalidad de la obra se articula en la variedad y densidad de cada relato, las diferentes estrategias narrativas que los componen (relatos tradicionales, diálogos y entrevistas, testimonios singulares, artículos periodísticos, cartas…), el progreso frenético de cada historia, sus dispares territorios (Francia, Estados Unidos, Japón y Corea), el libérrimo cruce espacio-temporal, la multitud de referencias a la cultura popular así como las diversas alusiones para el disfrute de lectores más cultivados… Una coralidad que recompone un inquietante fresco. Una observación continua del lado más oscuro y cruel de una humanidad perseguida por sus fantasmas (la soledad, la incomunicación, los temores ancestrales y los que rozan la piel cada mañana, el egoísmo banal, el desasosiego ante lo desconocido, la sospecha, los amenazadores corredores del amor…). Todo ello abordado desde una brillante escritura arriesgada, desafiante, de una rabiosa modernidad, que entremezcla el humor, lo verdadero y lo falso, el misterio y la comedia, la ópera bufa y el aquelarre. Choi Jae-hoon se alza como uno de los más reconocidos innovadores de la narrativa coreana. Ha recibido numerosos premios y ha publicado, entre otras, las novelas Siete ojos de gato (2011) y Dormir como un bebé (2012).