Anónimo

228 páginas

El Cantar de los nibelungos es un Cantar de Gesta que reúne muchas de las leyendas existentes sobre los pueblos germánicos, mezcladas con hechos históricos y creencias mitológicas que, por la profundidad de su contenido, complejidad y variedad de personajes, se convirtió en la epopeya nacional alemana, con la misma jerarquía literaria del Cantar de mío Cid en España y el Cantar de Roldán en Francia.
En este cantar se narra la gesta de Sigfrido, un cazador de dragones de la corte de los burgundios, quien valiéndose de ciertos artificios consigue la mano de la princesa Crimilda. El traidor Hagen descubre que Sigfrido, a quien creían invulnerable por haber sido bañado con la sangre de un dragón, no lo es en una pequeña porción de su espalda donde se depositó una hoja de tilo y la sangre no tocó su piel. Aprovechando este punto débil, le mata a traición en un arroyo.
Este hecho desencadena una terrible cadena de venganzas protagonizadas por Crimilda quien se refugia en la corte del rey Etzel (Atila) con quien accede a casarse.
El manuscrito del Cantar, el cual es conservado en la Biblioteca Estatal de Baviera, fue inscrito en el Programa Memoria del Mundo de la Unesco en el 2009 como reconocimiento de su significancia histórica.