Ismael Martí

41 páginas

Casi tan rápido como los cohetes que viajan hasta la luna, un avioncito travieso dibujaba caminos en el cielo…

Aprovechando que es muy rápido, el avioncito de este cuento comienza a hacer bromas pesadas a sus amigos. “Qué divertido,  qué gracioso”, piensa avioncito… Hasta que un suceso inesperado le hará aprender una útil lección. ¿Quieres saber cuál?