Davide Mombelli

466 páginas

El presente libro no realiza un eficiente estudio de la recepción hispánica de la obra estética y crítica croceana, objeto sobre todo de su segunda parte, sino que además examina con perspicacia y erudición la presencia de España, su cultura y literatura, en la obra y en la formación del pensamiento del gran autor napolitano, esto es, a fin de cuentas, el nacimiento del moderno hispanismo italiano. La figura de Benedetto Croce, su obra teórica, es un lugar clave de la cultura italiana contemporánea pero también de la española e hispánica; su singularidad y penetración exigen un estudio de recepción y de comparatística ampliamente orientado, pues no ha sido asumido hasta ahora con la amplitud requerida. Ello es imprescindible para la comprensión de una cultura contemporánea demasiado a menudo sepultada por formalismos y marxismos. Al igual que casos especialísimos como el de Menéndez Pelayo o el de Alfonso Reyes, la inmensidad de la opera omnia croceana, tanto por extensión como por alcance, configura una especie de género literario personal y una suerte de constelación como ideal heurístico. Es parte irrenunciable de una gran tradición hispano-italiana y europea, románica e hispánica que es preciso reconstruir al margen del burdo ideologismo que ha inundado la cultura contemporánea y que en España desgraciadamente ha alcanzado una de sus caras más lamentables. La selección de relaciones individuales entre Croce y autores del mundo hispánico ha sido determinada desde varios criterios, pero manteniendo la primacía, como no podía ser de otro modo, de la relevancia de los relacionados: Unamuno, Ortega, Zambrano, D’Ors, Dámaso Alonso, Amado Alonso, Alfonso Reyes, Korn, Lezama Lima, Antonio Caso…, sin excluir la impronta de las publicaciones periódicas.