Otoño lírico

María Pilar Martínez Barca describe para el periódico digital “El Heraldo” su paso por el III Festival Internacional de Poesía de Madrid.

Malos tiempos para la lírica? Según se mire. A veces nos sonríen los hados, o los vates, o el espíritu profético. Quién iba a decirme lo que depararían un poemario, ‘Pájaros de silencio’, y el Premio Internacional de Poesía Juan Alcaide 2016. La agradable visita a Ciudad Real y Valdepeñas, el descubrimiento de la asociación Ciudad Accesible, la presentación en Casa del Libro, las firmas en la Feria de Madrid… Y la semana pasada, el Festival Internacional de Poesía.

“Hay horas para el sueño, / y estaciones enteras para la más hermosa claridad. / Un tiempo para amar, y otro para morir”. Organizado por Editorial Verbum, la Facultad de Filología de la Complutense, la Universidad de Salamanca y otras autoridades de la edición y la escritura, fue una verdadera fiesta partir el pan del verso y la palabra con hermanos poetas de cualquier latitud.

Ya en la antología que cada año se publica para el evento, ‘Ahora que calienta el corazón’, junto a Juan Ramón Jiménez, Miguel Hernández, Pablo Neruda o Luis Alberto de Cuenca, voces inspiradas hispanoamericanas, árabes, españolas… Un sanctasanctórum de la poesía. Escuchar la poética de los otros, degustar conjuntamente los manjares, compartir varias presentaciones en la sede de Verbum (La Poveda), visitar la Imprenta Municipal. Momentos cumbre, las lecturas en la Complutense o en la biblioteca Pablo Neruda, de Arganda del Rey; o recitar a pequeños en la Eugenio Frías, de la Casa de Fieras de El Retiro. Los niños siguen siendo una esponja y un bumerán de esperanza. Y la clausura poético musical en la sala La Capilla del Palacio de Comunicaciones, en el Ayuntamiento.

“Me siento bien dentro de mi corteza, / con algunas hojas amarillas / y el corazón en sepia, por ese polvo de oro / que nos dejan la vida y sus crisoles”. Hice amigos: María Paz Valdebenito, chilena; Claudia Brancati, argentina; Juan Henríquez, de Colombia; Cecilia Álvarez, de Tenerife (España).

Iraq, Arabia Saudí o Egipto ya no son enemigos en la noche de Halloween; sino arma bellísima y solidaria de un futuro en común.

 

El artículo original:

http://www.heraldo.es/noticias/ocio-cultura/2017/11/03/otono-lirico-1205425-1361024.HTML

 

El libro:

Pájaros de silencio

 

¿Te ha gustado este artículo? Déjanos un comentario.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos marcados con un asterisco son obligatorios