Por mujeres, sobre mujeres, ¿para mujeres? Las malas lenguas de Lise Segas

Reseña de la novela de Lise Segas, «Las malas lenguas» a cargo de Marta Ortiz Canseco en el Magazine “Pikara”.

 

Una mujer escribe en un cuaderno sentada sobre una muralla

Cuando vi la película Les innocentes (2016, Anne Fontaine) experimenté la rara sensación de sentirme interpelada como mujer consumidora de cultura, pero de una cultura que se salía de los parámetros narrativos a los que estamos acostumbradas. De repente, había muchas mujeres en escena, muchas mujeres que viven una misma experiencia y ante la que responden de muy distintas maneras. Por una vez se hablaba de lo que les pasa a las mujeres en las guerras, de los problemas de ellas, de las soluciones que ofrecen. Por una vez se muestra esa parte de la guerra que tan ajena resulta a los productos culturales de todos los siglos.

Algo similar he experimentado leyendo la primera novela de Lise Segas, autora francesa que ha escrito en castellano Las malas lenguas, donde narra en un presente muy concreto las vidas de la Malinche y de la India Catalina, personajes históricos célebres por sus papeles cruciales como traductoras en la conquista de América. Segas sitúa a estas dos mujeres en un espacio que podría ser cualquier ciudad latinoamericana actual. Una urbe superpoblada con un calor asfixiante, en la que los personajes viajan hacinados en busetas, se relajan en playas abarrotadas, escuchan a diario noticias sobre secuestros y asesinatos, robos, pobreza, calles con olor a fritanga, frutas tropicales…

La Malinche y la India Catalina son dos estudiantes de traducción que trabajan para la Madre Superiora, una especie de madame de burdel que les consigue colaboraciones esporádicas como traductoras ‘con derecho a roce’. Sus nuevos clientes: Hernán Cortés y Pedro de Heredia, ambiciosos empresarios extranjeros que llegan a la ciudad con el fin de colonizar económicamente el país. Segas retrata a dos mujeres empoderadas, dueñas de sí mismas, perfectamente conscientes de su rol en este juego, con contradicciones y luchas internas, pero siempre con palabra, voluntad y acción. Tres elementos que no las suelen caracterizar en las crónicas históricas de la época.

Nadie mejor que Lise Segas, especialista en literatura colonial americana, para acercar al lector/lectora de hoy estos personajes y los sucesos históricos que vivieron. La quema de barcos en el Caribe por parte de Cortés, las mentiras que le permitieron derrotar a Moctezuma, el provecho que sacó de su traductora o ‘lengua’ para llegar al corazón del imperio, la matanza de Cholula… Este último episodio, por cierto, está narrado en el tono característico de las crónicas de Indias, de modo que se actualiza un discurso de matanzas y tragedias que mezcla nuestra historia con el presente sangriento de tantos y tantos rincones del mundo hispánico. Esta actualización no hace más que recordarnos, en realidad, la responsabilidad histórica de la que siempre buscamos deshacernos: el presente trágico de muchos países latinoamericanos tiene un origen oscuro del que hace siglos que huimos. Un origen que podemos llamar de muchas maneras: las mentiras de Cortés, la violencia de los españoles, el provecho que sacaron de tantas mujeres, los infinitos abusos contra la tierra y las personas que la habitaban…

Mujeres que narran vidas de otras mujeres, nuestros modos de luchar, nuestras herencias, nuestras miserias y miedos. Creo que solo a través del registro creativo seremos capaces de explorar nuevas formas de expresión que no necesariamente pasen por los módulos tradicionales del lenguaje. Por Segas, por Fontaine y por todas las que se vienen.

Marta Ortiz Canseco

 

La reseña original:

Por mujeres, sobre mujeres, ¿para mujeres? Las malas lenguas de Lise Segas

El libro:

Las malas lenguas

 

¿Te ha gustado esta reseña? Déjanos un comentario.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos marcados con un asterisco son obligatorios