Muere en Madrid el escritor, hispanista y traductor rumano Darie Novaceanu

 

Darie Novaceanu nació en Crasna, distrito de Gorj (Rumania), el 3 de mayo de 1937, y falleció en Madrid el 3 de abril de 2018. Escritor, hispanista y traductor, recibió en 1982 el Premio Nacional de Traducción por su versión al rumano de las obras de Góngora. Miembro correspondiente de la Real Academia Española. Editor, prologuista traductor de Antología de la poesía rumana, publicada por Verbum en 2002.

Darie Novaceanu dedicó gran parte de su talento y devoción a la literatura de ambas orillas del español. Viajó su inagotable curiosidad por Hispanoamérica y por la geografía española. Resultado de sus múltiples viajes, ha dejado el importante legado de sus traducciones y ensayos históricos y literarios. En Rumanía dio a conocer las primeras traducciones de Juan Ramón Jiménez Antonio Machado, Federico García Lorca, además de su versión de la obra de Góngora, en la que trabajó durante más de diez años. Tradujo también a sus coetáneos Félix Grande, José Manuel Caballero Bonald, Jaime Gil de Biedma, Carlos Barralt y José Ángel Valente, entre otros muchos poetas españoles; así como a los hispanoamericanos Jorge Luis Borges, Ernesto Sábato, Gabriel García Márquez, Octavio Paz, José Lezama Lima, Hugo Gutiérrez Vega, José Emilio Pacheco, Heberto Padilla…

Entre España, México y Rumania publicó más de setenta libros, muchos de ellos de poesía. En 1993 recibió el Premio de Poesía “Luis Rosales” por su libro «Estado del tiempo».

Al español entregó dos notables compilaciones: «Antología de la poesía rumana tiempo» y «Narrativa rumana contemporánea», además de espléndidas traducciones de Mihail Eminescu,Tudor Arghezi, y Lucian Blaga, entre otros. Su traducción de la obra en rumano de Tristan Tzara y su estudio sobre la evolución del dadaísmo abrieron nuevas perspectivas sobre los orígenes de este movimiento

Tras la caída del régimen de Ceaucescu, fue designado Embajador extraordinario y plenipotenciario de su país en España (1991-1997). Durante esos años, Darie Novaceanu desarrolló una intensa actividad destinada a promover los valores culturales

de su país, así como a favorecer un rico diálogo con los representantes de la cultura española. Posteriormente, junto a su esposa Miruna, fijó su residencia en Madrid, donde continuó escribiendo hasta sus últimos días.

Sus amigos, desde todas las latitudes de nuestra lengua, extrañaremos su bonhomía, su honradez intelectual y su entusiasmo.

 

El libro:

Antología de la poesía rumana contemporánea

Déjanos un comentario.

 

Escribe un comentario

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos marcados con un asterisco son obligatorios