Magerit. Relatos de una ciudad futura. Entrevista a Patricia Jiménez López.

 

Manuel Pozo Gómez entrevista en el blog de “Primaduroverales” a Patricia Jiménez López, coautora en la antología “Magerit. Relatos de una ciudad futura“.

 

SOBRE EL ASFALTO PARECÍAN HABER DESAPARECIDO PARA SIEMPRE LAS HUELLAS DEL INVIERNO. Con esta frase la asociación Primaduroverales inauguró el I certamen literario Madrid Sky, en el que Patricia Jiménez López fue finalista con el relato De estrellas y nubes rojas, allá por el año 2014. ¡Quién lo diría! ¡Qué rápido ha pasado el tiempo!

Por aquellos días la editorial Verbum acababa de editar el libro Cuéntame un gol. Cuentos de fútbol, en el que Patricia publicaba su primer relato, titulado Los murciélagos y los límites imaginarios. Era un libro que unía fútbol y literatura en una serie de relatos en el que los autores expresaban sus inquietudes más allá de los 105X68 del terreno de juego escribiendo unas historias que pretendían hacer disfrutar como si se tratase de un partidillo, de una pachanga con los colegas, con una cervecita como premio.

El espíritu de aquel libro se ha trasladado al año 2018, en el que la editorial Verbum ha publicado el libro Magerit. Relatos de una ciudad futura, del que Patricia Jiménez López es coautora con el relato Antes de olvidar.

Patricia, ¿Cuál ha sido tu trayectoria literaria desde aquel lejano 2014?

Desde entonces mi vida ha cambiado bastante, ahora la literatura forma parte de ella también a nivel profesional.

Como escritora, después de Los murciélagos y los límites imaginarios, publiqué un cuento infantil titulado La vida secreta de Carasucia. El año pasado, además de Antes de olvidar, publiqué un microrrelato en una antología para una editorial barcelonesa, Hijos del Hule. Acabé el año con el tercer premio en el VIII Certamen Carta a mi Madre.

También escribo en mi blog Leoletras, especializado en literatura infantil.

¿Por qué Magerit? 

Oí ese nombre y qué significaba por primera vez durante una visita escolar y se me quedó grabado. Después de Cuéntame un gol, muchos de los autores hicimos amistad. Uno de ellos me invitó a formar parte de un grupo literario. Comenzamos a quedar una vez al mes para hablar de literatura. En cada sesión uno proponía un tema o mandaba deberes para la siguiente; bien fuera leer un relato, una novela, escribir algo… Cuando llegó mi turno, me pareció interesante que cada uno escribiera un relato de ciencia ficción teniendo como telón de fondo el mismo escenario. El lugar sería este Madrid del futuro que, aunque parcialmente inundada tras un desastre, sigue en pie.

Magerit cuenta la historia de Madrid dentro de aproximadamente 400 años. ¿Cómo ves tú el futuro?

Depende del día. Hay veces que pienso que seguiremos por el mismo camino de destrucción y que ya no tenemos manera de salvarnos. Otras en cambio, me parece que pasará algo que nos devolverá al punto en el que elegimos el desvío equivocado. Como cuando con los sms pensábamos que el lenguaje escrito se corrompería para siempre y, de pronto, llega Whatsapp y todos (o casi todos) volvemos a utilizar todas las letras.

La estructura de Madrid ha cambiado por las Guerras del Agua. ¿Qué son las Guerras del Agua?

Buena pregunta. Me encantaría contestarte, pero eso forma parte de otra historia que tengo inacabada y que fue el germen de esta aventura literaria. A grandes rasgos, te diré que las Guerras del Agua representan ese desastre que todos tememos que ocurra cualquier día si no empezamos a tomarnos las cosas más en serio.

En tu relato hablas de un Plan de Reprogramación Positiva. ¿En qué consiste?

Está inspirado en esa corriente de pensamiento que nos quiere hacer creer de una manera simplista que si deseamos algo con la suficiente fuerza, lo imaginamos y somos positivos, sucederá. Así, sin hacer nada más. El universo escuchará tu frecuencia positiva y te proveerá de todo lo que deseas.

En Magerit ni siquiera hace falta imaginar. El ayuntamiento ha puesto a disposición de sus ciudadanos este servicio gratuito. Si sientes que te rondan pensamientos negativos, acudes a ellos y en un rato eliminan ese patrón de pensamiento negativo y formas parte de la felicidad que te rodea. Digamos que todos tendremos unas ventanas fantásticas y el «plan Renove» será de otra cosa.

¿Crees que a los ciudadanos de hoy se nos debería aplicar un plan así?

No, no creo que un lavado de cerebro sea la solución. Es mejor trabajar con lo bueno que podemos aportar para construir esa sociedad más feliz. Claro, que eso requiere un esfuerzo y no todo el mundo está dispuesto a replantearse si sus pensamientos o comportamientos ayudan o no.

En Antes de olvidar los funcionarios tienen un papel importante. ¿De verdad imaginas que en el futuro habrá funcionarios?

En Magerit, los funcionarios, aunque no los llamo así, se encargan de llevar a cabo lo que la ciudadanía ha elegido. He jugado un poco con esa figura controladora que aparece en las distopías clásicas de ciencia ficción, pero le he dado una vuelta; he cambiado el poder de foco.

Tú has escrito la contraportada del libro y dices en ella que en Magerit las vidas de los protagonistas se desarrollan en los antiguos túneles del metro y en torres de alturas imposibles, que sus vidas quedan atrapadas en la obsesión por controlarlo todo, se mueven por amor, por experimentos científicos y por la realidad de la colonización especial. Pero también dices que todos seguimos teniendo sitio en Magerit. ¿Dentro de 300 años todos tendremos sitio en Madrid?

Sí, creo que en Madrid, se llame como se llame, siempre habrá sitio para todos, forma parte de su espíritu. Las ciudades también cuentan como seres vivos en cierta manera.

Con lo difícil que es publicar, ¿qué significa que una editorial como Verbum haya apostado en tan poco tiempo por estos dos libros de relatos en los que tú participas?

Significa mucho, publicar da fuerza para seguir escribiendo. Y te regala experiencias como firmar en la Feria del Libro de Madrid o conocer gente interesante.

La verdad es que la editorial se interesó por el proyecto casi desde el principio. De hecho, durante un tiempo, Magerit quedó adormilada en un cajón y fue Verbumquien la despertó. Fue un subidón recibir aquel correo electrónico con la propuesta. Es un placer trabajar con David, con Luis Rafael, que es el editor, y con su editorial. Les agradezco la oportunidad.

¿Cuál es tu siguiente proyecto literario?

Además de seguir con mi blog Leoletras, estoy escribiendo una novela infantil. Ahora comienzo a coordinar un proyecto editorial que me hace especial ilusión con la Fundación Familia de Albacete. Os mantendré informados.

Y, por supuesto, volveré a presentarme al Madrid Sky. Eso sí que no me lo pierdo yo.

¿Te gustaría añadir algo más a esta entrevista?

Pues aunque parezca peloteo, aprovecho la ocasión para agradecer a Primaduroverales la organización de su concurso. He ido a otras galas de entrega de premios y en ninguna me he sentido como en la vuestra. Tengo un recuerdo fantástico de aquel día.

Muchas gracias por la conversación, Manuel, ha sido un placer. Aquí me tienen ustedes para lo que necesiten.

Manuel Pozo Gómez es miembro de la asociación Primaduroverales Grupo de Escritores. Es autor del libro de relatos Violeta sabe a café, (Premium editorial) y coautor, entre otros, de los libros Madrid Sky, (Uno Editorial); Cuéntame un gol, cuentos de fútbol  (Verbum editorial) y Magerit. Relatos de una ciudad futura (Verbum editorial).

 

 

La entrevista original:

El libro:

 

¿Te ha gustado esta entrevista? Deja un comentario.