El eco de los gritos, una novela que obliga a pensar

El poeta y escritor Xavier Echeverría reseña la última novela del periodista y escritor boliviano Carlos Decker-Molina, títulada “El eco de los gritos.

 

No conocía la literatura de sueco nacido en Bolivia Carlos Decker-Molina, hasta que llegó a mis manos, en la Feria del Libro de Buenos Aires, su breve (120 páginas) novela contada a través de fragmentos escritos en papeles sueltos y dos libretas de notas que llegan por correo al domicilio del escritor.

Decker-Molina nos convence de la llegada del sobre, pero a medida que uno va leyendo esos escritos descubre que es una estratagema del autor para llevarnos a los años la lucha armada revolucionaria de América latina y sus graves consecuencias.

Lo escuché en la presentación de su obra y me picó la curiosidad, por una expresión del autor que dijo en árabe (no me consta si el escritor habla árabe) pero, conoce muy bien el significado de “nakba” que quiere decir catástrofe. “Mi novela – dijo – es la “nakba” de la lucha armada revolucionaria.

Y, ciertamente lo es. Cuenta fusilamientos justificados por la obediencia revolucionaria, esa obediencia que recuerda la de Abraham que mata a su hijo Isak. En algún otro libro leí: “No encuentro placer al matar, pero si alegría por mi obediencia al partido”.

Lo interesante del breve libro es que su autor no se encierra en la esquina reaccionaria y criticona de algo en que participó y se arrepiente. No. Es más, explica la circunstancia sociológica: “Eran tiempos en que dominaba la filosofía, le siguió la literatura y después las ciencias humanas. No se discutía el porcentaje o la ganancia, se discutía la vida. Fue por eso, no por otra cosa … lo que nos jodió fue que confundimos quizá demasiado la historia de los dirigentes con la historia de las ideas”. Así como queda claro que es la guerra fría: “La lucha de contrarios estaba en el Sur ¿Hasta dónde irá la escalada yanqui en Vietnam?”

Hay mucho ensayo e historia sobre estos acontecimientos, poca o mucha poesía y prosa, pero la mayoría leyó la cara romántica, la de los éxitos dentro de las derrotas o la otra: la reaccionaria, condenatoria y proimperialista. La novela de Decker-Molina, muestra simple y llanamente la catástrofe, la parte fea que no gusta mostrarla porque aleja, pero el autor sabe balancear, quizá su profesión de periodista lo lleva a ser objetivo en su relato.

Esta por ejemplo la tremenda entrevista con el torturador boliviano “Entre nosotros hay tres tipos de agentes encargados de la tortura: los profesionales, los carniceros y los patos (por patológicos)”

El Eco de los Gritos es la novela de la paradoja histórica. Y la paradoja esta presenté en la literatura, por eso no es periodismo que también lo es, de alguna manera, así como es ensayo e historia que hacen el sustrato del relato de Decker-Molina.

Novela, porque el autor usa los recursos literarios para contar historia. No es nuevo hay otros libros que recurren al mismo ardid, pero, lo personal de este libro es su brevedad, su lenguaje, su manera de acercarnos al personaje principal, Elio, un macho alfa, que está muriendo solo sin hijos y sin sus mujeres. Uno de sus hijos, por seguir los pasos de su padre, camina por la cornisa del tejado yihadista, hasta ese ingrediente tiene este libro que nos recuerda que a veces la historia se repite pero de la peor forma posible.

El eco de los gritos, editorial Verbum, debiera ser lectura obligada para que la juventud cegada por el halo romántico de la revolución sepa también que hay una historia de la catástrofe.

Xavier Echeverría – poeta y escritor

 

El libro:

 

¿Te ha gustado esta reseña? Coméntala.