Dieciséis fantasmas, reseña

Carol Inabé Barba realiza un excelente reseña para el blog “Anika entre libros” del libro de relatos de terror “Dieciséis fantasmas. Cuentos de terror de las 16 Delegaciones de México, D.F.”.

Dieciséis fantasmas

Este libro es de los que erizan la piel. Sin bromas. Porque así es, esta recopilación contiene un buen puñado de la idiosincrasia de un pueblo tan intenso como el mexicano, porque se toman muy en serio en esto de provocar miedo y, sobre todo, hablar de lo suyo. Así, sin bromas. O con ellas.

Es notable el amor a la muerte que tiene el mexicano; ella vive en su casa, en su cocina, en su día a día. La celebra en grande el día de los muertos, con una fiesta que dura días y saca lo mejor del pueblo: lazos familiares, memoria, leyendas. Las familias se reúnen en torno al recuerdo, dan de comer a sus muertos, los celebran y los aman sin medida. Hay llanto y risas, cuentos y música y sí, mucha mucha comida…

En este libro se dan cita muchas de estas características, sobre todo las relacionadas con ese lado oscuro de la muerte -ya no tan luminoso y fiestero-, con ese halo de misterio, de muerte violenta, de rito.

Un puñado de relatos espeluznantes, de esos que te hacen mirar por encima del hombro cuando caminas por la noche, porque temes que te hayan seguido un aparecido o dos.

Destacan las leyendas urbanas de algunas de las delegaciones y, sobre todo, esa sensación de miedo tan vívida.

Es que se lee con mucho deleite, como si fuera un buen burrito de cochinita pibil con guacamole y cebolla, que se saborea página a página, pues estos relatos son el vivo reflejo de la cultura mexicana, con sus ideas y sus miedos.

Parece un paseo por la casa del terror de la mano de fantasmas centenarios… y con alguna historia -eso de basada en un hecho real-, que en realidad es como una puesta en escena de un boca a boca inter generacional, como el secreto a voces del asesinato de la primera esposa de Hernán Cortés, que había convertido en amante a su traductora nativa, la llamada Malinche, que otras leyendas nos ha traído hasta nuestros días.. pero esa, esa es otra historia.

Lo grande de esta recopilación es que te deja con gusto a poco, quieres más y más, porque los mexicanos sí que saben contar buenas historias. Y si son de miedo, pues, muchito mejor, manito… ¡no manches y disfrútalas, wey!

 

Carol Inabé Barba

 

La reseña original:

http://www.anikaentrelibros.com/dieciseis-fantasmas

 

El libro:

 

¿Te ha gustado esta reseña? Deja un comentario.