Reseña de «Pasión y Vida (Antología 1977-2017)» en el blog del poeta Manuel López Azorín

El poeta Manuel López Azorín reseña en su blog la antología poética de Joaquín Brotóns «Pasión y Vida (Antología 1977-2017)» y realiza un recorrido por su abundante obra.

Joaquín Brotóns (Valdepeñas, Ciudad Real, 1952). Cuarenta años después de su primer libro Poemas  para los muertos (1977), se publica Pasión y vida (Antología 1977-2017),publicado por Verbum, una editorial que, según nos dice,  se ocupa de dar a conocer voces de prestigio pero poco conocidas.

Pasión y vida  que recoge una amplia y esencial muestra de la obra poética de Joaquín Brotóns, va acompañada por una magnifica introducción de poeta, filólogo y crítico literario, también manchego, Pedro A. González Moreno, autor igualmente de la selección de poemas de este libro en el que nos dice: “Hedonista y noctámbulo, Joaquín Brotons es un epicúreo de La Mancha que ha ido escribiéndose a sí mismo, a golpes de vino y de verso, en los oscuros espejos de sus noches solitarias, y en esos azogues ha dejado impresa la huella de su fascinación por la belleza, creyendo, como tantos, que la belleza y la escritura salvan.”

Para mí ha sido una gran sorpresa leer este libro repleto de vida y de pasión, de  gozo y de dolor, de soledad y desamparo. Ya José hierro me había comentado en una ocasión sobre este poeta diciéndome que su poesía  era “hedonista y desamparada” Yo no recordaba haber leído a Joaquín Brotón; pero estaba equivocado, según fui leyendo esta Pasión y vida, fui recordando y buscando entre libros, encontré un estudio sobre poesía manchega que me había proporcionado hace años ya Pedro A. González Moreno y allí estaba Joaquín Brotóns con sus rosas y sus espinas, como bien dice ahora González Moreno: “rostros y máscaras, amor y soledad, Alejandría y Valdepeñas, ambrosía y acíbar, realidad y deseo, placer y desengaño, pasión y vida: he ahí el antagonismo, el doble rostro de un poeta en el que parecen fundirse los contrarios para formar una única imagen centaúrica, un rostro bifronte que se alimenta a partes iguales de amor y de dolor”

Igualmente, encontré una antología de poetas manchegos al cuidado de mi amigo, el poeta de Ciudad Real  José María González Ortega,  titulado “Detrás de las palabras. Potsguerra y transición en la poesía de Ciudad Real (Almud Ediciones de Castilla la Mancha,2009),

en la que encontré  unas palabras de introducción( “es un poeta visceral de voz desoladora”) a su poesía junto a cinco poemas suyos.

entre ellos este “Joven Atleta” del que incluyo este fragmento.

“Es un joven vulgar, muy de la calle,

pero tiene una belleza extraordinaria,

un erotismo excitante.”

Reseña de «Pasión y Vida » en el blog del poeta Manuel López Azorín Clic para tuitear

Y me introduje de lleno en la lectura de este autor que , voluntariamente, nunca quiso abandonar su Valdepeñas natal, su ciudad-isla, su Alejandría manchega y no sé  el porqué pero recordé al poeta Antonio Gamoneda cuando le llamé en los años 90, para que nos ofreciera una lectura en Tertulias de Autor y me preguntó sorprendido: “Pero si yo soy un poeta de provincia, casi desconocido, ¿a qué ese interés?.”  Antonio ya era Premio Nacional de poesía por su libro Edad  y era cierto que el público en general no conocía a este poeta, pero yo acababa de leer su Libro del frío y ,amigo de fomentar y difundir la poesía en general, sentí que traer a Gamoneda era absolutamente necesario. Algo parecido me ha sucedido con Brotons, ya no realizo aquellas Tertulias de Autor, pero pienso que dar a conocer a un poeta como Joaquín Brotons, es absolutamente necesario.

Puedes leer la reseña completa en el blog del poeta Manuel López Azorín:

http://manuellopezazorin.blogspot.com.es/

El Libro:

Pasión y vida (Antología 1977-2017)

 

¿Te ha gustado este artículo? Déjanos tu opinión.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos marcados con un asterisco son obligatorios