Reseña de «Balada triste de una dama», de Daniel López Serrano

Laura González reseña en su blog Paseandounlibro, la novela de Daniel López Serrano, «Balada triste de una dama»

 

1635, Nueva España: El galeón de guerra Madre de Dios deja a un lado sus actividades habituales para llevar a Buenos Aires a la hidalga de Nueva España Patricia de Santamaría. Allí le está esperando un casamiento que su padre -Patricio de Santamaría noble español de Veracruz- ha concertado con Pedro Maza, un comerciante con sus negocios en auge que ambiciona ser noble. Cuando el galeón pasa por Pernambuco -zona neerlandesa desde hace varios años- son abordados por los holandeses después de un enfrentamiento naval con cañones en el que corre sobre todo la sangre española. El galeón Madre de Dios queda reducido a escombros.
El capitán del barco holandés Paul Muys es conocido por las pérdidas que ha creado a la flota de Indias Española en el pasado, habiendo también robado la recaudación de dos años en oro para el rey Felipe IV de España. Con ese mismo oro fue con el que consiguieron conquistar Pernambuco. El capitán holandés Muys se lleva a la dama, a sus tres damas de compañía y a su camarera profesional.
El prometido de Patricia de Santamaría recibe la noticia del asalto al galeón que iba a llevarla a Buenos Aires y por medio de sus negociaciones de contrabando con los portugueses descubre que su prometida está apresada por el corsario holandés. Pedro deseaba ese matrimonio por conveniencia, -para convertirse en noble cuando el título de hidalga de su prometida también pasara a él cuando se casaran- pero también piensa que damas nobles hay a puñados y que si hace algo por liberar a su prometida sólo le hará disminuir su riqueza pagando un rescate así que deja que sea el padre de esta quien pida la recompensa, puesto que al no estar aún casados él se siente absuelto de sus obligaciones para con ella.
 
Por desgracia para Patricia de Santamaría no está en su futuro más próximo su liberación, pues pasa de mano en mano capturada y usada como si fuera mercancía sólo para recibir una compensación económica por entregarla. Tal es así que del capitán holandés Paul Muys pasa a manos de unos piratas ingleses apodados “Los Jimmys” y de éstos a David, un portugués psicópata que comercializa con esclavos. David el portugués se la arrebata a los Jimmys. Con este último personaje vivirá Patricia los momentos más atroces de su vida. 
 
En este relato compartiremos junto con Patricia su destino con sumisión, pues hace tanto que va de aquí para allá pasando por unos y otros como si fuera simple mercancía que ya ha olvidado lo que se sentía al ser una dama de alta cuna y con una familia. Una noble que es dueña de su vida y su cuerpo. Viviremos su transformación de una mujer resignada con su futuro a alguien que lucha por mantenerse con vida. Veremos cómo a pesar de que va en contra de su religión, tomará decisiones pecaminosas para seguir con la vida que tanto le está costando conservar.
Balada triste de una dama es una lectura compleja y elaborada que merece mucho la pena leer. Conoceremos a corsarios sanguinarios, temibles piratas, dos jesuitas que predican la fe del Señor y que se llevan como el perro y el gato, indios tequestas y todo tipo de figuras emblemáticas de la época. También navegaremos por Buenos aires, Curazao, Santiago de Cuba, Miami, Veracruz… Es un viaje a través de los mares y tierras del Nuevo Mundo que despierta el sentido aventurero de cada uno de nosotros. 
 Me ha interesado mucho cómo era el comercio y la política en esa época, cómo se regía la ley marítima. Afortunadamente puedo expandir mi curiosidad ya que soy de Sevilla y el Archivo General de Indias -el lugar donde se guardaba toda la documentación referente a la administración y organización de los territorios ultramarinos españoles- se encuentra aquí por lo que muy pronto lo voy a visitar.
Gracias a Editorial Verbum por cederme el libro en PDF.
Laura González.
La reseña original:
El Libro:
¿Te ha gustado esta reseña? Déjanos un comentario.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos marcados con un asterisco son obligatorios