«El sueño» de Donato Ndongo: el África que llora en español

Gustau Nerín realiza en “El Nacional.cat” una exhaustiva crítica sobre las obras El sueño y otros relatos y Olvidos del escritor y poeta Donato Ndongo.

Donato Ndongo (Niefang, Guinea Ecuatorial, 1950) es uno de los autores africanos en lengua castellana más famosos. El 1977 se dio a conocer con un ensayo, Historia y tragedia de Guinea Ecuatorial, que abría nuevas vías de investigación en el ámbito de los estudios sobre Guinea Ecuatorial, al romper con la historia colonial. En 1984 publicó la primera edición de Las tinieblas de tu memoria negra, la historia de un niño de su generación escindido entre el nacional-catolicismo franquista y la tradición africana. Esta obra, para muchos, es considerada la mejor novela africana escrita en español. Pero Ndongo no es un autor prolífico. En los últimos años tan sólo ha publicado dos novelas: Los poderes de la tempestad y El metro. Ahora la editorial Verbum publica dos antologías de su obra: una de sus cuentos, El sueño y otros relatos, y otra de su poesía, Olvidos (las dos editadas por Inmaculada Díaz Narbona). En estos volúmenes se combinan textos recientes con escritos de hace muchos años y constituyen una auténtica visión en perspectiva de toda su obra.

El precursor

Donato Ndongo publicó su primer cuento en 1973 en Papeles de Son Armadans. Se trataba de “El sueño”, el texto que da título a esta antología. En aquel tiempo nadie hablaba de pateras, ni de inmigración ilegal. Sin embargo “El sueño” era, ya, una denuncia de la situación de los africanos que se desplazaban a Europa sin papeles; una denuncia sin nada de idealismo, donde también se ponía de manifiesto la insolidaridad en el seno de la comunidad negra. El protagonista de esta narración, como el de la novela El metro, es un africano que no es guineano: Ndongo fue de los primeros guineanos en defender y practicar el panafricanismo. La antología también incluye un relato sobre el tráfico de esclavos escrito en los años setenta: “La travesía”. Ndongo, aquí, también denuncia las divisiones en el seno de la sociedad africana que acaban beneficiando a los traficantes. Quizás, en el fondo, este cuento, escrito en pleno macismo, también refleja, en cierta medida, la explotación sufrida por los guineanos durante la dictadura de Macías Nguema.

Denuncia de un régimen

Los otros cuentos de El sueño son narraciones que hacen referencia a la situación actual de Guinea Ecuatorial. Son historias que entroncan con la “literatura de dictador latinoamericana”. Estos textos sitúan como protagonistas al dictador y a su gente, en contraposición a sus súbditos. Una Guinea de contrastes, entre opresores y oprimidos, entre ricos y pobres, entre los que viven en el lujo y los que están inmersos cotidianamente en la humillación… Historias en las que inevitablemente chocan quienes disfrutan de impunidad y los que sufren abusos continuos. Una literatura consagrada, obviamente, a la denuncia.

Olvidos, la poesía

Verbum presenta, también, la primera antología poética de Donato Ndongo: Olvidos. El escritor guineano no se considera poeta, pero a lo largo de los años ha ido acumulando diferentes poemas, algunos de los cuales han sido publicados en revistas o antologías. La mayoría son poemas de amor, pero también incluye muchos con uno claro contenido político, en el que late la esperanza de una humanidad mejor pero, sobre todo, refleja una gran preocupación por el futuro de su país.
Cuando resuene el cataclismo
en el ocaso del Cielo, del Tiempo
decantará la espada implacable
de la Historia del lado de los Justos.
Y aquí estaremos, amigo mío,
firmes y fríos cuan sus manos ingratas,
escuchando la sentencia de su condenación
y gritar, gritar, gritar, gritar, gritar, gritar…
hasta que las palabras recobren su sentido:
Pues amar no era amar
Como reír no era reír,
y cuando oigamos
¡Libertad!
sabremos que nacimos en esta tierra
para ser Libres, Libres, Libres, Libres, Libres,
Libres, Libres, Libres, Libres, Libres,
Libres, Libres, Libres, Libres,
Libres,
Libres…

La voz de la dignidad

Donato Ndongo tenía 18 años cuando acabó el bachillerato, obtuvo una beca y llegó a España para estudiar Periodismo. Pero de inmediato las cosas se complicaron. En Guinea se implantó la dictadura de Francisco Macías Nguema. Este tenía los intelectuales y los estudiantes como sus principales enemigos. Se negó a renovar los pasaportes de los becarios y los presionó para que volvieran a Guinea: algunos de los que lo hicieron fueron asesinados. Donato Ndongo prefirió quedarse en el exilio, como apátrida. Combinó diversos trabajillos (como hacer de camarero, con barretina, en un restaurante típico catalán de Barcelona) con el activismo político y la dinamización cultural. Fue uno de los líderes destacados de la oposición al régimen. En 1979, tras el golpe de estado de Obiang, volvió a su país, en un intento de dinamizar una sociedad profundamente hundida por los 11 años de brutal dictadura. Pero en 1994, después de varios choques con las autoridades guineanas, Donato Ndongo se veía empujado a un segundo exilio. En un principio estuvo por varios países africanos, y más tarde se instaló en España. Durante algún tiempo estuvo estrechamente vinculado al opositor Partido del Progreso, dirigido por Severo Moto.

«El sueño» de Donato Ndongo: el África que llora en español Clic para tuitear

Activista cultural

Además de realizar su propia tarea creativa, Ndongo ha sido un dinámico activista cultural, y se ha convertido en el principal embajador de la cultura guineana en el mundo. En tiempo de Macías propició que la oposición realizara algunas publicaciones de carácter literario. Más adelante, en 1984, publicó una Antología de la literatura guineana que marcaría el inicio de una “literatura nacional” guineana. En Malabo, en los años ochenta, Ndongo dirigiría una institución dedicada a la recuperación cultural del país, el Centro Cultural Hispano-Guineano, y crearía una revista cultural denominada África 2000. En el exilio, no abandonó su compromiso con la cultura guineana: se integró en el Centro de Estudios Africanos de la Universidad de Murcia, y colabora habitualmente en los actos culturales y académicos sobre Guinea Ecuatorial.

Desde otra óptica

El sueño es un viaje rápido pero sorprendente por un África terriblemente próxima en algunas cosas, y absolutamente desconocida en otras. Ndongo rehúye tópicos, plantea cuestiones incómodas, destapa temáticas escondidas… Leer El sueño es una posibilidad de adentrarse en la realidad de Guinea Ecuatorial, pero, al mismo tiempo, es una ocasión de disfrutar de una narrativa rica, precisa, fluida, punzante… Y para los que ya hayan leído Las tinieblas de tu memoria negra o Los poderes de la tempestad, un magnífico epílogo a estas lecturas.

Gustau Nerín.

La reseña original:

http://www.elnacional.cat/es/cultura-ideas-artes/donato-ndongo-sueno_153786_102.HTML

 

Los libros:

Olvidos

 

El sueño y otros relatos

 

¿Te ha gustado esta crítica? Déjanos un comentario.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos marcados con un asterisco son obligatorios